COMARCA, INICIO, LOCAL, SOCIEDAD

San Blas en san Juanejo

Cualquier mirobrigense que se precie y que resida en Ciudad Rodrigo lucirá a esta hora en su cuello una o dos gargantillas de San Blas. Más de 13.000 estaban dispuestas en el día de ayer para el numeroso público que a lo largo de todo el día se acercó hasta Sanjuanejo a por la cinta bendecida, para que San Blas le proteja la garganta. La tradición manda tenerla puesta hasta el miércoles de Ceniza y ese día debe quemarse. Cumpliendo también la tradición,  se celebró la procesión desde Sanjuanejo al Monasterio de la Caridad, en otro tiempo centro de celebración de este festejo y hoy en día abandonado más que a su suerte tras ventas y proyectos frustrados. Centrándonos en esta fiesta de invierno de Ciudad Rodrigo, la procesión se celebró antes de la misa a ritmo de gaita y tamboril que junto al estandarte y dos charras abrían la comitiva, detrás los mayordomos: Carlos Oscar, María Salomé, Pablo y Nicolás y a continuación la imagen del santo patrón de la garganta seguida por el nuevo obispo Monseñor José Luis Retana que fue acompañado por el alcalde Marcos Iglesias durante todo el recorrido, después representantes de las fuerzas del orden, miembros de la corporación municipal, cofrades y numeroso público que se acercó a Sanjuanejo con motivo de esta jornada de festejo. De vuelta a Sanjuanejo comenzó la misa, introducida por el actual responsable de esta parroquia Rafael Caño y presidida por el obispo Retana. Al finalizar, el presidente d ela cofradía de San Blas José Antonio Paniagua dirigió unas palabras de agradecimiento a todos los presentes y tuvo un especial recuerdo para Bernardino San Nicasio, párroco de Sanjuanejo desde 1976 hasta hace unas semanas. No estaba presente y le entregarán un obsequio consistente en un reloj con una fotografía. Tras las palabras del presidente de la cofradía fue el cambio de varas, los nuevos mayordomos serán los hermanos Blanco Elvira: Jezabel, Julián y Laura. A la salida de la iglesia hubo baile charro y estaba dispuesto el convite realizado por Paellas David y consistente en chorizo, salchichón y panceta. También comenzaron a venderse las gargantillas de diferentes colores: roja, amarillas, azul, blanca morada, verde, rosas y por supuesto farinata. El presidente de la cofradía José Antonio Paniagua dijo unas palabras en los micrófonos de Radio Águeda:

Comments are closed.