DEPORTES, INICIO, LOCAL

Cuando el Ciudad Rodrigo y la Unión Deportiva Salamanca jugaban en la misma liga

El recuerdo de un periodo histórico curioso del Ciudad Rodrigo CF y la centenaria Unión Deportiva Salamanca

Hoy, 9 de febrero, en el día en el cual la extinta Unión Deportiva Salamanca hubiera de cumplir los 100 años de historia, se me hace imposible no recordar la vinculación que tuvo este equipo con nuestra localidad y con el Ciudad Rodrigo CF.

En la memoria colectiva de la mayoría de los mirobrigenses quedan los amistosos de verano, en los cuáles Ciudad Rodrigo recibía con gran emoción y expectación a las estrellas del fútbol profesional charro, las multitudinarias celebraciones de los éxitos deportivos de la Unión, ya que este club en Ciudad Rodrigo siempre tuvo un gran seguimiento, sobre todo en sus épocas más brillantes y destacadas, o, por otro lado, el recuerdo imborrable del difunto Enrique Miguel, futbolista mirobrigense que hizo carrera en la Unión y que ostenta la vitola de ser el futbolista con más partidos en primera de la historia del club charro.

Sin embargo, la historia del fútbol en Ciudad Rodrigo está ligada a la Unión Deportiva Salamanca también a nivel competitivo, los más longevos de la ciudad lo recuerdan todavía, para la mayoría más joven, este capítulo de la historia se puede atestiguar tanto en el registro histórico del club, como en el famoso libro «Historia del Fútbol Mirobrigense», escrito por Toñete y Mariano Anaya; ambas fuentes sirven para documentar este relato, el cual está muy relacionado con los orígenes del Ciudad Rodrigo CF, el cual tiene también efeméride este 2023, al cumplirse en septiembre 70 años desde la fundación del club.

Entrando en materia, el Ciudad Rodrigo CF no es el único equipo mirobrigense contra el que juega la Unión Deportiva Salamanca, a nivel de amistosos y competición no oficial, el conjunto charro pisaría el Campo de las Eras en alguna ocasión en los años 40, para enfrentarse a clubes como la Cultural Deportiva Mirobrigense o el CD Laco, levantando siempre una gran expectación entre los habitantes de una ciudad en la cual el fútbol llevaba en proceso de instauración y consolidación apenas dos décadas.

Sería en mayo de 1953 cuando el Ciudad Rodrigo CF, aún sin fundar oficialmente, pero en proceso de gestación jugando partidos amistosos, se enfrentaría a la Unión Deportiva Salamanca, lo hizo en el Campo de las Eras, con victoria por 0-1 para los visitantes.

Como comentaba anteriormente, la historia del Ciudad Rodrigo CF está ligada con la Unión de una forma o de otra, también como prueba queda un dato significativo: El primer partido oficial de la historia del Ciudad Rodrigo CF lo jugaría en el campo de la Unión, el ya desaparecido Campo del Calvario, lo haría ante el A.A. Salesianos en el encuentro correspondiente a la primera jornada del campeonato liguero de Regional, con victoria para los locales por 2-0.

Esa misma temporada, en la final provincial del Campeonato de Aficionados, sería el primer enfrentamiento en partido oficial entre el Ciudad Rodrigo CF y la Unión Deportiva Salamanca, en una eliminatoria a ida y vuelta, el Ciudad Rodrigo CF cosecharía un resultado histórico, goleando a los salmantinos por un contundente 4-0, ya en el partido de vuelta, el Salamanca ganaría 3-2 a los farinatos, llevándose así el Ciudad Rodrigo CF el primer título de su historia. En los meses de mayo y junio, el Ciudad Rodrigo CF jugaría otros dos amistosos ante el cuadro charro, ambos en Ciudad Rodrigo, resultando, el primero, un 2-1 en favor de los mirobrigenses y, el segundo, un empate a 2, parecía que el Ciudad Rodrigo CF le tenía cogida la medida a la Unión Deportiva Salamanca.

Y con esas llegamos a la temporada 55/56, el Ciudad Rodrigo CF se estrenaba en una Tercera División muy diferente a la actual debido a que, en esos años, era realmente el tercer escalón del fútbol nacional, esos años 50 y 60 son muy positivos para fútbol salmantino, encuadrando en esa categoría, lo que hoy sería la 1ª RFEF a varios clubes de Salamanca, entre los que destacaban la Unión, que estaba a caballo entre esta liga y Segunda, y el Béjar, quedándose en varias ocasiones a muy poco de subir también a Segunda División.

El Ciudad Rodrigo CF se enfrenta a la Unión Deportiva Salamanca en Tercera División a través de tres ciclos muy cercanos entre sí, primero, entre 1955 y 1957, en los que la Unión se lleva 3/4 enfrentamientos con gran solvencia, mientras que el Ciudad Rodrigo apenas puede cosechar un empate a 2 en la 57/58 en el Campo de la Santa Clara. El segundo ciclo es de tan solo una temporada, la 59/60, debido al ascenso a Segunda de la Unión ese año. En esta el Ciudad Rodrigo logra un meritorio empate a 3 ante la Unión en el Campo del Calvario, siendo destacado este hecho porque para el club mirobrigense era muy poco habitual esos años ganar fuera de casa.

El tercer y último ciclo se da durante la etapa más exitosa de la historia del club a nivel competitivo, es esta entre 1964 y 1967, donde el Ciudad Rodrigo CF obtiene, en la 64/65 y 65/66 sus mejores clasificaciones en Tercera hasta la fecha: Dos meritorios 10ºs puestos, ambos con 26 puntos. Esta etapa está llena de grandes cambios para la Unión, como la entrada de Augusto Pimenta a la presidencia del club charro, el inicio del proyecto para vender los terrenos del Calvario o la venta, a principios de esta etapa, del mítico «Neme» al Pontevedra.

Para el Ciudad Rodrigo CF, este último ciclo, si bien el más exitoso a nivel deportivo, no lo sería en cuestión de enfrentamientos directos con la Unión Deportiva Salamanca, debido al pleno de victorias de los charros sobre los mirobrigenses en las 3 temporadas a disputar, la Unión había dado un salto cualitativo a finales de los 50 y principios de los 60, era un equipo mucho más acostumbrado a estar en Segunda División y el Ciudad Rodrigo lo notó durante esas temporadas, con un balance, en tres temporadas de enfrentamientos directos, de 22 goles a favor para la UDS y tan solo 2 a favor para los mirobrigenses.

En la temporada 66/67 se produciría el último enfrentamiento en liga en la historia de ambos clubes, se daría en abril del 67, en el Campo de la Santa Clara, con un resultado de 0-5 en favor de la Unión Deportiva Salamanca. A partir de aquí, los caminos de ambos clubes no volverían a cruzarse en competiciones ligueras, pero siempre guardarían unas excelentes relaciones entre ellos.