COMARCA, INICIO

Los pescadores denuncian «una disminución brusca del caudal del Águeda» en El Bodón

Que pone en peligro las especies piscícolas autóctonas de este tramo del río. También se refieren al agua «color chocolate» que en estos días se puede ver a su paso por Ciudad Rodrigo

La Asociación de Pescadores dela Cuenca del Río Águeda denuncia en una comunicado «una disminución brusca de caudal del río Águeda en el tramo aguas abajo de la presa Molino de Andrés perteneciente al término municipal El Bodón (de la que sale una cantidad ridícula de agua y es la principal causante de estos hechos), hasta el reculaje del pantano del Águeda unos metros por debajo del “Puente de la Herguijuela”.
Califica esta situación como crítica si no se ponen medidas ya que «supone un grave peligro para las especies piscícolas autóctonas que pueblan este tramo del río: barbos, bogas, bordallos, calandinos». La asociación resalta que la reducción del caudal coincide con su etapa reproductora y puede suponer que pierdan todas las puestas, que el desove sea un completo fracaso y los alevines mueran.
Sobre todo es una situación peligrosa para la trucha común «con una buena población en dicho tramo, especie que La ley 9/2013, de 3 de diciembre, de Pesca de Castilla y León declara como Especie de Interés Preferente reconociendo de esta forma, y de manera expresa, la importancia ecológica y deportiva que esta especie reúne».  Esta es la especie más vulnerable y que corre mayor peligro.
En el comunicado, se habla de que se está «destruyendo el ecosistema acuático en esta zona «
Agua color chocolate

La asociación de pescadores también se refiere a otra situación opuesta pero también perjudicial desde su punto de vista para estas especies, ya que aguas abajo de la presa del Águeda, apreciable a la altura de Ciudad Rodrigo, se ve el agua de color marrón chocolate «debido a que el agua se está sacando del fondo del pantano, con una proporción de lodos altísima reduciendo tanto la temperatura del agua como la cantidad de oxígeno disuelto en agua.»
APCRA recuerda el episodio de mortalidad en Julio de 2012, en la que murieron miles de peces, pudiéndose observar en la zona de La Pesquera, lo que causó un gran revuelo entre la gente allí presentes esos días, por falta de oxígeno debido a los lodos salientes de la presa del Águeda.
 
APCRA exige una solución por parte de la Confederación Hidrográfica del Duero.