INICIO, LOCAL

La casa parroquial de Castillejo Martín Viejo destinada a vivienda de alquiler social a través de «Rehabitare»

La firma de convenio entre la Junta de Castilla y León y las diócesis de Ciudad Rodrigo y de Salamanca ha tenido lugar hoy en el Palacio Episcopal civitatense, recientemente restaurado con financiación de la administración regional

El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el obispo de Ciudad Rodrigo y de Salamanca, José Luis Retana, han firmado esta mañana el protocolo de colaboración para incorporar viviendas ubicadas en el medio rural propiedad de la Iglesia al Parque Público de Vivienda de la Junta de Castilla y León, con el fin de destinarlas en régimen de alquiler social tras ser rehabilitadas. Ambas instituciones se comprometen a colaborar conjuntamente por un periodo inicial de cuatro años.

En este acuerdo se encuentran cinco actuaciones en la diócesis de Ciudad Rodrigo por un valor de 231.308 euros. Con el proyecto Rehabitare, se rehabilitan viviendas diocesanas con el fin de ponerlas a disposición de personas con dificultades económicas o en situación de vulnerabilidad. En el caso de la vivienda parroquial de Castillejo Martín Viejo, la inversión total ha sido de 61.966,90 euros, 45.846,90 aportados por la Junta de Castilla y León y el resto por el Obispado.

La firma del acuerdo ha tenido lugar en el Palacio Episcopal civitatense cuyas cubiertas también han sido restauradas con financiación de la Junta de Castilla y León por un importe de 300.000 euros.