CARNAVAL, INICIO, LOCAL

FOTOS/ El cacereño Julio Méndez triunfa «a ritmo de Michael Jackson» en la novillada del Bolsín Taurino Mirobrigense

La espada fue la asignatura pendiente para los otros actuantes, que estuvieron muy voluntariosos ante los duros erales del Picón

Segunda de feria en el rectángulo mágico de Ciudad Rodrigo. Una tarde que había estado marcada por la lluvia se aclaró para recibir a los finalistas del Bolsín Taurino Mirobrigense 2024, que se vieron las caras con los erales de Toros del Picón y donde el cacereño Julio Méndez tuvo el triunfo en una plaza a tres cuartos y en la que los altavoces de fuera, con Michael Jackson sonando a todo trapo, pusieron un aderezo interesante en «la tarde de la ilusión».

Uno por uno

Gonzalo Luis – Abrió la tarde muy animado ante un novillo presto a faena, mucha variedad de suertes en el capote y se animó a poner banderillas, con la muleta supo manejar al eral y cuajó varias tandas de mucha gracia y con ligazón; con el público entregado, con la espada perdió los trofeos. OVACIÓN

Jesús Iglesias – Valiente con un eral más correoso, suelto con el capote a pesar del ímpetu de la res, con la muleta tuvo pasajes bastante destacables, ganándose al público al torear al principio y al final de la faena de rodillas. Se tiró, casi literalmente, encima del novillo al entrar a matar, pero la estocada salió «por donde no tenía que salir», al igual que a los otros dos que se fueron de vacío, y se quedó también sin premio. APLAUSOS

Julio Méndez – Se dejó gustar con el novillo en el capote y con la muleta sacó la «dinamita» del ímpetu que tenía el eral y fue clave para dar un poco de sentido a la faena y templar al animal. Fue el más completo de los cuatro y el único que mató de una forma más decente, ganándose los trofeos a cuenta de ello. DOS OREJAS

Alfonso García – Empezó la faena arrimándose bastante al eral, que pronto descubriría su aspereza, se le truncó la faena en la primera voltereta, que le afectó a la mano e hizo que tuviera que cortar por lo sano. Con el novillo prácticamente entero entró a matar y pasó un mal rato con los aceros, tras acabar con el eral se fue directo a la enfermería. APLAUSOS

Fotos/ Ambiente Novillada

fotos/ Novillada sin picadores