INICIO, LOCAL

La Plataforma «12 de Junio» difunde un comunicado acerca del incendio de Águeda en la noche del lunes

Hacen hincapié acerca de la falta de personal y recursos de los que adolece el servicio de bomberos desde hace casi un año

La Plataforma Ciudadana «12 de Junio» difundió durante esta mañana un comunicado acerca de los sucesos acaecidos durante el incendio de un bloque de viviendas la noche del lunes en el agregado de Águeda en el que denuncian la falta de personal y recursos de los que adolece el servicio de bomberos desde hace casi un año, dando nueva información acerca de lo ocurrido.

COMUNICADO DE LA PLATAFORMA «12 DE JUNIO»: Dos bomberos, una manguera, ante llamas monstruosas

El incendio de anoche en Águeda, entidad local del municipio de Ciudad Rodrigo, nos muestra las limitaciones del servicio de bomberos en la comarca de Ciudad Rodrigo. Fueron los vecinos quienes ayudaron en un primer momento a la mujer que vivía en la casa incendiada. Los dos bomberos de guardia en el parque de Ciudad Rodrigo bajaron hasta Águeda (localidad ubicada a cinco o seis kilómetros del parque de bomberos) para constatar que el fuego se escapaba de sus manos y que aquello tenía unas dimensiones más que considerables, extendiéndose a la casa de al lado (la que antiguamente era utilizada por el maestro y que se encontraba vacía afortunadamente).

Uno de los bomberos se quedó en el camión controlando la motobomba, el otro enfrió el exterior de la vivienda con la manguera. Fíjense bien una única manguera, con un coche de emergencia, haciendo frente a llamas de increíble tamaño (las imágenes son extremadamente tristes). Al poco rato, bajó el bombero que estaban de retén y también colaboró otro de los bomberos contratados en el parque, que vivía en Águeda y que se encontraba fuera de servicio.  A la media hora, bajó un tercer coche de bomberos desde Ciudad Rodrigo, con los otros dos bomberos contratados, que estaban fuera de servicio pero que viven en Ciudad Rodrigo (podía no ser así, podían residir en otra localidad o estar ausentes). Si el incendio hubiera seguido propagándose, hubieran tenido que venir bomberos desde el parque de Villares, a noventa kilómetros del suceso.

¿Y si hubiera habido personas en el interior? ¿Y si a la mujer no le hubiera dado tiempo a salir? ¿Y si los vecinos no hubieran reaccionado con prontitud? ¿Por qué dejar todo en manos de la fortuna o el infortunio? ¿Por qué Ciudad Rodrigo no tiene el servicio de bomberos que se merece?

En la actualidad, el parque de bomberos de Ciudad Rodrigo cuenta con dos bomberos de guardia, uno de retén, y otros tres contratados con los que van haciendo los turnos.

Hasta el pasado 12 de junio, teníamos un servicio adecuado. 21 bomberos estaban a disposición de la comarca de Ciudad Rodrigo, las 24 horas del día. Profesionales que sabían cómo reaccionar en todo momento, que tenían los recursos técnicos y la formación adecuada para dar respuesta inmediata a sucesos como el acontecido ayer en Águeda.

De la noche a la mañana, Ciudad Rodrigo pasó a tener un único bombero de guardia. Días después del 12 de junio, se incorporó la posibilidad de un bombero más de guardia y uno de retén en la zona.

Si hay más de un suceso a la vez, ya sea accidente o incendio, ¿cuál es la respuesta que pueden ofrecer?

Somos conscientes de que es una situación, supuestamente, transitoria, que se están haciendo exámenes y que se van a convocar plazas de bomberos. Pero, mientras tanto, ¿qué les diremos a las familias que pierden sus casas o que son víctimas de accidentes de carretera? ¿Qué esperen?

La España Rural también necesita servicios. La administración pública debe ser la salvaguarda de estos servicios. El suprimir los recursos necesarios para garantizar la seguridad rema a favor de la despoblación y de la consideración de los ciudadanos que vivimos en los pueblos como de segunda fila.

Reivindicar un servicio de bomberos y emergencias adecuado para nuestra comarca es necesario, ahora más que nunca.